Contundente victoria en Palma
Contundente victoria en Palma

Contundente victoria en Palma

Importantísimo e incontestable triunfo de Universidad de Burgos en la cancha de un Oxidoc Palma que no es aquel equipo temible que fue antaño. Las universitarias consiguen así una victoria amplia que les permite asegurar su plaza en la zona tranquila de la clasificación, asomándose hacia las posiciones de la parte noble de la tabla, después de superar por cero sets a tres a un adversario que lo intentó todo. Las palmesanas son hoy en día muy inferiores en la red y en la defensa a un UBU que sumó una victoria de prestigio.
En el primer parcial el Universidad de Burgos se fue con comodidad en el marcador aprovechando su mejor disposición en el ataque. Las académicas hicieron valer su efectividad en el remate, en especial por zona 4, para abrir brecha en el luminoso.
El Oxidoc sólo podía hacer frente al ataque burgalés con la inspiración de Frankova y eso daba muchas facilidades a equipo universitario.
Por su parte el Universidad de Burgos logró una máxima ventaja de 14-19 y dejó prácticamente sentenciado el parcial, pese a una tímida reacción de las locales. Los servicios potentes y la envergadura en el bloqueo de UBU atajó cualquier conato de reacción de las baleares. Garrido se encargo de dar la puntilla final para anotar el primer parcial en el casillero de las entrenadas por José Miguel Pérez.
El segundo parcial comenzó con un sorpresivo 4-0 a favor de Oxidoc pero fue un espejismo. Remontó por la vía rápida el conjunto castellano con un 5-5 que le devolvía a un decorado más acorde con lo visto en los primeros minutos del encuentro. Fraga y Garrido fueron las jugadoras más destacadas en el bando burgalés, llevando el peso del equipo en la construcción y en el remate.
Se escapó el equipo de José Miguel Pérez por cinco o seis puntos de ventaja, limitándose después a mantener esas diferencias en el electrónico hasta asegurarse en segundo set con un cómodo tanteo de 18-25. El encuentro estaba perfectamente encarrilado.
En el tercer parcial, las universitarias dejaron plasmado desde el arranque que eran superiores ante un Oxidoc lejos de sus mejores encuentros de la temporada. Las baleares no estaban nada finas, fallando en recepciones bastante sencillas y con debilidad en el juego de ataque. Los puntos caían sin remisión del bando visitante, ya desde los primeros compases y obteniendo una clara ventaja. El Universidad de Burgos muy lineal, con una regularidad en todas las facetas del juego que nunca pudo ser respondida por las isleñas, se hacía con el tercer set por el mismo marcador que el anterior, un 18-25 en apenas 23 minutos que sellaba la victoria de un cuadro castellano que cumplió con el pronóstico.
El equipo respondió con fuerza tras la sanción de Sara González y Moriarty en su segundo encuentro como colocadora dejó ya muestras de su calidad y de que el trabajo de acoplamiento con sus compañeras va viento en popa.
Las locales pagaron caro quizás el esfuerzo del encuentro europeo ante el Mladost de Zagreb y siempore fueron a remolque de un cuadro burgalés que arrolló sin contemplaciones. No hicieron falta demasiadas rotaciones de banquillo porque Burgos es hoy en día mejor que Oxidoc. Lo demuestra la tabla y lo demuestra el cero a tres de ayer, viéndose distancias insalvables en altura, disposición defensiva, coordinación en los contragolpes y remate.
Diario de Burgos