Haro, nuestra bestia negra
Haro, nuestra bestia negra

Haro, nuestra bestia negra

Universidad de Burgos y Haro volvieron a reeditar los apasionantes duelos con los que saldan sus choques en Superliga. Y, como ya es habitual, la balanza cayó del lado riojano. Las jarreras mostraron mejor fondo físico, mayor regularidad en su juego y, sobre todo, más contundencia en los momentos decisivos para mantener vivo el gafe que persigue a las castellanas en estos duelos particulares. No en vano, el UBU no sabe lo que es ganar al Haro en Liga después de cinco enfrentamientos.
El cuadro castellano se dejó remontar y el golpe psicológico tuvo efectos contrarios sobre las jugadoras de los dos equipos. Este hecho lastró al cuadro de Pérez y lanzó al de Perales hacia el triunfo en el arranque de la temporada.
El arranque del partido no pudo resultar más sorprendente. Universidad de Burgos puso en marcha toda su maquinaria, enrasada a través de la colocadora venezolana Soriana Pacheco, y estableció en el marcador unas diferencias que parecían insalvables para el conjunto de Xavi Perales.
Soraya dos Santos, Mireya Delgado y Regina Miloserdova apretaban las tuercas desde todos los puntos de la red sin encontrar respuesta en la defensa riojana que encajaba un parcial 5-11 en el periodo más electrizante del choque.
El esfuerzo físico pasó, no obstante, factura a un cuadro castellano que empezó a encontrar más dificultades frente al bloqueo local. Con más precisión en las recepciones, Meritxell Alseda disfrutó de más balones claros y la producción del conjunto local mejoró hasta tal punto que protagonizó una remontada épica.
Alejandra García abrió el camino desde posición de zagueros, Marta Sánchez siguió su estela con un zambombazo cruzado desde zona cuatro y Jennifer Todd respondió a la confianza de su entrenador abriendo una puerta atrás a la carrera, dejando la zona central para sorprender por el ala derecha en tres ocasiones. Dos fueron contundentes.
Empate a 14. Comienzo del periodo más intenso en el que la respuesta de los dos equipos a la pegada del rival era igual de espectacular. Y marcha vertiginosa, con continuas igualadas o mínimas ventajas del Haro Rioja Voley que acabó perdiendo fuelle en el último tramo para perder el punto por 23-25.
La disputa del segundo pareció invertir los términos. Las riojanas ganaban puntos de intensidad y cerraban mejor sus apoyos para sentar las bases de su ataque desde los cimientos y despedían el primer impulso (5-5). Haro puso tierra de por medio gracias a la solvencia de Marta García en el apoyo y en el buen hacer de la venezolana Alejandra García en la red. A veces buscado el remate paralelo, otras la finta. Aunque ninguna resultó tan ejemplar como la ejecutada por Pacheco, en las filas del UBU, para engañar en la colocación sin poder evitar el estirón de las locales (12-7).
Sara González se encargó de poner un poco de orden en el bloqueo castellano para cerrar el paso y cimentar un nuevo empate (15-15) que dio paso a un remate picado de Todd (16-15). Todo un presagio. Ella se encargaría de cimentar, con una ejecución a la corta, el triunfo parcial de las jarreras después de dos remates a la red de Miloserdova y Soraya Dos Santos, y un acompañamiento de Soriana Pacheco (24-22). Marta García se encargaría de recuperar un balón imposible y Alejandra de rubricar esta acción con una finta inalcanzable (25-22).
La aparición en escena de Chiqui Blas resultó providencial para su equipo en el arranque del tercer 'round'. Aunque el impulso ganado de partida (5-3) se fue abajo por errores de Todd en el remate (6-7) y abriendo un periodo de incertidumbre en el que el UBU alternó grandes aciertos y errores ante un rival definitivamente liderado por Todd (16-14).
Su aportación (cuatro puntos determinantes) acabó resultando decisiva a pesar de la incertidumbre que volvió a vivirse de nuevo en El Ferial. Más regular, Haro aguantó el tirón y se adelantó en el marcador (25-23).
Paso definitivo, a pesar de la aparición en escena de Sara González para s