El UBU deja escapar su primer 'match ball'
El UBU deja escapar su primer 'match ball'

El UBU deja escapar su primer 'match ball'

El Correo de Burgos. El UBU tendrá que esperar para retirar su billete para la gran final de la Superliga Femenina. El cuadro castellano cayó por 3-1 en el tercer choque de la eliminatoria de semifinales, el primero disputado en la cancha del Valeriano Alles Menorca. Las baleares salvaron el primer match ball ante su bulliciosa afición y lograron alargar la serie al menos un partido más, el que se disputará en el mismo escenario (el Pavelló DSports de Ciutadella) mañana domingo a las 19,00 horas. Allí dispondrán las de José Miguel Pérez de una nueva oportunidad para hacer subir la tercera victoria a su casillero, la que las daría la posibilidad de disputar por vez primera en su historia, el título liguero.
No arrancaron del todo mal las cosas para el Universidad de Burgos en un partido en el que pretendía hacer historia por la vía rápida. Las acusaciones realizadas a lo largo de toda la semana en el seno del combinado balear hicieron que el duelo levantara una inusitada expectación en las gradas del pabellón menorquín. Pese a lo hostil del ambiente el cuadro castellano arrancó la contienda dominando el luminoso hasta llegar con una ventaja de dos puntos al primer tiempo técnico (6-8). El receso sentó mejor a las de Adrián Fiorenza, que dieron la vuelta a la tortilla de inmediato (9-10).
Pero las de José Miguel Pérez no perdieron la cara al choque a las primeras dificultades, aunque un par de errores no forzados dieran la primera ventaja significativa a las rojillas en el tanteador (14-12), lo que obligó al técnico del UBU a pedir su primer tiempo muerto. La reacción castellana fue inmediata, pues las visitantes tiraron de casta para remontar de nuevo (16-17) y pasar la presión a su rival, que respondió con virulencia (23-18) con los saques de Patiño. Las burgalesas salvaron el primer punto de set, pero no así el segundo (25-21).
No le quedaba otra al cuadro de El Plantío que echar el resto en el segundo, tratando de mostrarse más incisivo con su servicio. Pero Menorca había logrado corregir su gran vía de agua de los dos primeros envites de la serie y ya no sufría en exceso en recepción (8-7). Además, sus ataques por las alas con Sandell y Moy eran letales (13-10).
Sin la fuerza de otras tardes en el bloqueo, el UBU perdía opciones (18-13) ante un Menorca hipermotivado y muy sólido en todas las facetas del juego. José Miguel Pérez agotó sus tiempos para refrescar las ideas de sus pupilas y pedirlas serenidad. Pero la ventaja era ya demasiado grande. Las universitarias apelaron a su garra para meter el miedo en el cuerpo a Menorca, pero fue nadar para morir en la orilla (25-23).
Con todo cuesta arriba volvió el UBU a la pista. No le salían bien las cosas, pero no iba a arrojar la toalla antes de tiempo (6-8). El equilibrio era absoluto hasta el ecuador de la manga (16-16) y los puntos tremendamente disputados, con buenas defensas en ambos bloques. Y en el momento clave el CV Diego Porcelos apretó los dientes para recortar diferencias en el global (21-25).
El punto le dio una gran moral a las de José Miguel Pérez, que saltaron a por todas a la cancha para intentar forzar el tie break. Arrancaron la moto y pusieron en pista todas sus mejores virtudes, como ya habían hecho en los dos primeros duelos en El Plantío para arrollar a un Menorca desaparecido en combate momentáneamente (11-16). Y con Mireya Delgado en sustitución de Mariana Alves en la pista como atacante por zona 4. Las diferencias fueron enjugadas por un Menorca que arriesgó al extremo en saque y robarles la cartera a las universitarias (25-23).
Copa Castilla y León
En otro orden de cosas, el filial del UBU toma hoy parte en la Copa Castilla y León que se celebra en el pabellón Fuente la Mora de Valladolid.El combinado que dirige Isidro Revilla debuta a las 10,00 horas contra el gran favorito, el Palencia (campeón de la liga de Segunda División); Acto seguido, a las 12,00, buscarán otro puesto en la final de las 19,00 e