Murcia una apisonadora para el UBU
Murcia una apisonadora para el UBU

Murcia una apisonadora para el UBU

Correo de Burgos. No pudo ser y es que simplemente el CAV Murcia 2005 fue superior en todos los aspectos del juego. El cuadro pimentonero es el principal favorito para hacerse con el título liguero y así lo ha demostrado en El Plantío. En ningún momento dio opción a un Universidad de Burgos que tampoco tuvo su mejor tarde. Si unimos los dos factores no es de extrañar que la victoria se fuera para Murcia por la vía rápida.

Las visitantes no bajaron el ritmo en ningún momento y fueron como un martillo pilón que golpeó una y otra vez al conjunto de José Miguel Pérez. Las de casa no estuvieron finas en la red, ni tampoco acertaron en el servicio, por lo que permitieron que su oponente jugara muy cómodo durante la mayor parte del choque. Sólo en algunas fases del choque las locales pudieron con su oponente, pero esos arranques no tuvieron continuidad y la balanza se decantó de forma clara a favor del líder de la Superliga.

El partido comenzó mal para las de casa y es desde el primer tanto se pudo comprobar que era el Murcia 2005 el que estaba más metido en la contienda. Pronto las diferencias se fueron para el equipo pimentonero y del 1-1, se pasó al 1-5 y posteriormente al 2-8. El Universidad de Burgos no funcionaba y las visitantes eran superiores en todos los aspectos del juego. El saque local era blandito, lo que aumentaba el potencial ofensivo del Murcia, mientras que en la red el equipo de Pascual Turín se mostraba netamente superior.

Estas circunstancias provocaron que el UBU siempre fuera a remolque en el marcador y que la iniciativa siempre correspondiera a las foráneas. Conforme fueron pasando los puntos el cuadro de José Miguel Pérez mejoró en varios aspectos, aunque no fue suficiente para darle la vuelta a la tortilla y es que Murcia supo jugar con su ventaja y se mantuvo sólido (17-25).

Era obvio que el UBU necesitaba mejorar si quería tener opciones ante un oponente como el que tenía enfrente. El equipo burgalés sabía que debía mostrar su mejor cara para dar la vuelta a la tortilla y en el inicio del segundo parcial ganó en contundencia en sus acciones ofensivas. Soraya Santos entró en cancha en lugar de su compatriota Katia Rodrigues y las distancias fueron mínimas hasta el primer tiempo técnico. Pero a partir de este momento, el juego de Murcia volvió a situarse un escalón por encima del de las locales.

La brecha en el marcador se fue hasta los cinco puntos (6-11) y José Miguel Pérez trató de arreglar el desaguisado con un tiempo muerto, pero las diferencias siguieron creciendo. Las visitantes continuaban con su dominio en la red (su bloqueo hacía mucho daño) y las de casa comenzaban a sufrir en la recepción. No era el UBU de las mejores tardes y Murcia 2005 amenazaba con acabar con el partido por la vía rápida. La diferencia en la cancha era evidente y mucho debía cambiar el panorama para que los puntos se quedaran en casa.

En el segundo tiempo técnico (10-16) el entrenador local utilizó una nueva rotación. Suazo entró a la cancha por Soraya Santos con el objetivo de reforzar la defensa y la recepción, aunque Murcia 2005 mantenía la ventaja en el marcador y si nada cambiaba drásticamente el 0-2 estaba cerca. El UBU trataba de apretar con su saque, pero al forzar muchos de sus servicios acababan lejos de los límites del terreno de juego.

Se llegó a los puntos finales con Murcia destacado (14-20). Las locales no tuvieron opción ni tan siquiera de acercarse en el marcador para poner nervioso a su oponente y el set volvió a caer del lado pimentonero por 16-25.

La ventaja murciana era ya importante y no sólo en el marcador, sino que su juego también se ha mostrado superior a lo largo de los dos primeros sets. El UBU no acababa de carburar y su rival lo estaba aprovechando para llevarse el choque, aunque las de casa aún confiaban en sus opciones. Echaron mano del pundonor y la raza para tratar de hacer frente a un equipo muy sólido en todas sus posici