El sueño dura dos sets
El sueño dura dos sets

El sueño dura dos sets

El Universidad de Burgos CV Diego Porcelos quedó eliminado de la Challenge Cup 2008-09 tras lograr una insuficiente victoria por 3-1 ante el A.O. Markopoulo griego, equipo que en el partido de ida de los octavos de final, disputado la pasada semana en suelo heleno, se había impuesto por 3-0.
La difícil misión del equipo burgalés era la de devolver dicho resultado a su rival y forzar un cuarto set de desempate a 15 puntos, pero tras un gran inicio de encuentro (25-15 en el primer set) su sueño se esfumó en un apático segundo juego en el que el UBU fue una caricatura de equipo y encajó un idéntico parcial de 15-25 que le dejó sin opciones de clasificación. Luego, y algo es algo, le quedó el consuelo de que por lo menos pudo brindarle el triunfo a su afición.
El Universidad de Burgos comenzó enchufado el partido y haciendo mucho daño con su saque, flotante en la mayoría de los casos. Gracias a él, Regina Miloserdova primero y Sara González después llevaron a su equipo a ponerse con ventaja de 6-2, momento en el que el técnico del Markopoulo, George Lykoudis solicitó ya su primer tiempo muerto.
Tras él llegó una mínima reacción del conjunto griego (9-7) gracias al saque de Natalya Zhukova, pero tras ajustar el UBU su segunda línea y mantenerse igual de firme con el servicio las diferencias a su favor empezaron a hacerse palpables (16-11 en el segundo tiempo técnico).
El Markopoulo estaba desaparecido, impotente ante el saque y los remates fáciles de las de José Miguel Pérez (19-11), y un saque directo de Sara González y tres ataques seguidos de Leyla Chihuán pusieron el 25-15 que certificaba un magnífico inicio de encuentro por parte del conjunto burgalés.
Visto lo acontecido en el primer set el optimismo empezó a apoderarse de las gradas y el objetivo de ganar por 4-0 parecía factible. Sin embargo, el segundo parcial iba a traer consigo la peor imagen del UBU en toda la temporada y un cambio del Markopoulo en su rotación acabaría siendo clave en el desenlace del juego y la eliminatoria, que quedaría aquí sentenciada.
Tras el 3-2 a favor de las burgalesas apareció en ataque la capitana del cuadro heleno, la ex del UBU María Garagouni, y con sus remates hizo creer a su equipo en la reacción (4-8 con error de rotación incluído del equipo local).
El saque burgalés se volvió blando e impreciso, a Leyla Chihuán le frenaron bien con el bloqueo y ya con 5-11 el UBU había usado sus dos tiempos muertos. Lamentablemente no llegó la reacción y poco a poco el set se fue escapando (10-16) hasta llegar a su fin con un increíble 15-25.
Perdida la eliminatoria, el conjunto burgalés sacó por lo menos casta y ganó los dos siguientes sets y el partido, pero el triunfo esta vez fue inútil y llegó cargado de amargura. Una pena.