El Universidad de Burgos logró un set en Murcia
El Universidad de Burgos logró un set en Murcia

El Universidad de Burgos logró un set en Murcia

El Universidad de Burgos no pudo superar a un Murcia 2005 que presentó un sexteto irreconocible. El equipo de José Miguel Pérez presentó a lo largo del encuentro las dos caras de la moneda: en el primer set las universitarias no aparecieron y las murcianas lo tuvieron muy fácil, la indolencia o el exceso de confianz del segundo set le pasó factura en el segundo al Murcia, donde las burgalesas les pasaron por encima, estando las de Paulo Coco mal en todas las facetas del juego y encajando un parcial que hasta ahora no se conocía en e Murcia (15-25). Lo que pasó después sí entraba en el guión preestablecido, y el Murcia 2005 ganó el partido.
El primer set fue rápido, con tan sólo 18 minutos de juego. La exjugadora del UBU Amaranta Fernández y compañía no necesitaron más para deshacerse de un rival que apenas complicaba la vida a las de la capital del Segura, a excepción de chispazos de Sara González y algunos detalles de Elisenda Herms. Por su parte Murcia, con un remate limpio y sobre todo con una colocación rallando la perfección, consiguió ganar de forma contundente (25-12).
La suficiencia con que afrontaron el segundo cuarto, el exceso de confianza y sobre todo el no estar en el partidoles pasó factura al conjunto murciano y el Unviersidad de Burgos lo aprovechó para ganar el segundo parcial y soñar con la victoria. Las universitarias no dejaron ninguna bola de luchar, su recepción mejoró con el paso de los minutos y encima en el remate tanto Jennifer Mendoza como Noelia Sánchez consiguieron poner una y otra vez contra las cuerdas al débil bloqueo local. Tanto fue así que en un momento de cabreo Paulo Coco metió en la pista unos minutos a Maggy Glinka, pero ni eso fue suficiente, pues las universitarias estaban practicando un voley superior, y las murcianas no aparecieron en ningún isntante. Ni los tiempos muertos ni las rotaciones impidieron que el UBU ganase por un claro 15-25 y metiese miedo en el cuerpo al pabellón murciano.
El tercer set comenzó en la misma línea. Las burgalesas cobraron diferencias importantes (1-4 y 2-5), pero la llamada al orden de Coco a sus jugadoras borró de golpe el semblante risueño de más de una, e hizo que se tomaran el partido en serio.
A partir de ahí se acabó la esperanaza para el UBU, aunque las de José Miguel Pérez, continuaron funcionando en la recepción. Pero el ritmo y la mayor pegada del Murcia 2005 pusieron el 25-17 que prácticamente rompía el partido.
El último set solamente sirvio para rellenar el expediente. Enrachadas y serias, las actuales campeonas de liga se impusieron a un Universidad de Burgos que demostró en Murcia tener mucho volei. Así lo reconoció el público murciano, que despidió a ambos equipos con un largo aplauso por el buen encuentro presenciado.