Buen comienzo, mal final
Buen comienzo, mal final

Buen comienzo, mal final

El Universidad de Burgos no pudo sacar ventaja en el play-off por el tercer puesto de la Superliga Femenina, que disputó ayer su primer partido entre el cuadro burgalés y el Grupo 2002 Murcia. El equipo local se impuso por 3-1 pese a adelanterse el UBU en el primero de los sets.
El partido comenzó de forma bastante positiva para el equipo burgalés, ya que la falta de concentración del Grupo 2002 le llevó a cometer algunos fallos nada dignos de su categoría.
Seguramente, la delicada situación en la que se han visto envueltas las jugadoras del Murcia durante la semana hizo que saliesen descentradas. El Grupo 2002 estaba a la espera de un recurso que les permitiese convertir una de las derrotas ante el Hotel Cantur en victoria, lo que les hubiese llevado a disputar el primer puesto de la liga. Ante el fallo que les negó esa posibilidad, el desánimo fue evidente durante los últimos días, lo que acabó pagando en el primero de los sets del encuentro.
El UBU salió a la pista dispuesto a poner tierra de por medio cuanto antes y ya en los primeros intercambios las diferencias en el electrónico comenzaron a acaer de su lado. El remate y bloqueo de Elisenda Herms y Enia Martínez hicieron que el marcador se situase en un 4-9 que daba ya una ventaja clara a las burgalesas.
Con 9-16 en el marcador y con un ataque burglaés muy inspirado se empezaba a ver claro qeu el set iba a caer del lado visitante, que se le acabó apuntantdo por un tanteo final muy claro de 19-25.
Pero justo en ese momento surgió la figura de la cubana Ana Ibis Fernández, quien desde el primer punto del segundo set guió a las suyas por la senda de la victoria. Murcia comenzó a atacar como tiene acostumbrado durante la liga regular y los puntos de Ana Ibis Fernández llegarón uno tras otro. El gran bloqueo de las burgalesas se diluyó además ante el remate local, y el set finalizó con un 25-19 que igualaba el partido.
La igualdad a sets hizo que las fuerzas volvieran a estar equilibradas, situación que quedó reflejada en el tercer set, el más igualado del encuentro. En el inicio del parcial ambos equipos se turnaron a la hora de anotar, con lo que las diferencias jamás fueron más de dos puntos. Todo debería resolverse en la recta final del encuentro y en ese momento apareció el mejor bloqueo local que consiguió que su equipo sumara un parcial de 4-1 que dejó el set en el marcador final de 25-21.
Y ahí terminó el encuentro, ya que dio la sensación de que el Universidad de Burgos había apurado sus fuerzas en un intento de llevarse el segundo set. El cuarto y definitivo no tuvo historia y el marcador final de 25-11 deja bien claro lo sucedido sobre la pista, donde las burgalesas se desfondaron y acabaron sin fuerzas ante un arrollador equipo murciano.
El sábado, segundo asalto por el tercer puesto en Burgos, donde el UBU intentará igualar la eliminatoria para forzar el tercer y definitivo encuentro.