El cansancio no se hizo notar
El cansancio no se hizo notar

El cansancio no se hizo notar

Ni el cansancio ni el Universidad de Granada fueron obstáculo para que el Universidad de Burgos rompiera su racha triunfal en este duro y ajetreado mes de noviembre. El conjunto de José Miguel Pérez venció con una cierta comodidad al cuadro andaluz por 3-0.
Un primer set brillante y arrollador dio paso a un dubitativo juego para cerrar el duelo con una efectividad que terminó aplastando al Universidad de Granada, que en todos sus desplazamientos había puesto en apuros a sus rivales. Sin embargo en éste solo puso ‘contra las cuerdas’ en algunas fases del segundo set.
José Miguel Pérez contó con sus jugadoras habituales, aunque dio salida a Enia Martínez, que en competición europea había exhibido un buen momento de forma, en detrimento de Maritere Martín. Junto a la cubana estaban Sara Pérez, Silvia Fernández, Regina Miloserdova, Elisenda Martín, Ana Paula Alves y Ana Ramírez de líbero.
Desde el primer momento hicieron gala de una gran poderío (6-3) y obligaron a la entrenadora granadina, Elena Hernández, a solicitar el primer tiempo muerto. No sirvió de gran cosa (8-3) y optó por dar salida a Aitana Ballingha y sentar a María Vasic. La recepción de las andaluzas se mantuvo en una línea irregular, mientras el Universidad de Burgos iba sumando puntos sin problemas (15-5).
Nuevo cambio de Granada y regreso a la pista de Vasic, que sirvió de revulsivo para anotar un parcial de 3-6 (18-11). Enia tomó las riendas en el ataque mientras que en bloqueo las centrales estuvieron magníficas sentenciando el primer set con un contundente 25-13.
La relativa facilidad con la que habían sumado el parcial o quizás el cansancio físico hizo mella en las jugadoras de José Miguel Pérez, que se olvidaron de atacar con una cierta contundencia.
Los primeros minutos del segundo parcial fueron excesivamente equilibrados (6-6 y 13-13).José Miguel Pérez apostó por la garra y coraje de Maritere Martín sentando a Enia Martínez, que acababa de fallar el saque (16-17). Pero el mal del Universidad de Burgos no estaba en una jugadora sino en el bloque y para espolearle el entrenador asturiano hizo uso del primer tiempo muerto (16-18) y del segundo reglamentario (17-20). Con el saque de Regina Miloserdova se estableció el equilibrio a 20 y a 23 tantos. Elena Hernández pidió un tiempo muerto, pero el bloqueo del Universidad de Burgos adelantó a las castellanas. La presencia de Aitana, para reforzar la recepción granadina, fue contraproducente pues envió el balón fuera y entregó el segundo set (25-23).
En el último periodo del encuentro se mantuvo un cierto equilibrio (9-9). El Universidad de Granada, dispuesto a forzar un parcial más, realizó varios cambios. Salió Sara González por Vita Prychepa y Aitana por Jennifer Mendoza y la recepción aún fue peor (14-9). Las andaluzas tuvieron que rendirse a la evidencia y posponer para otra ocasión su primera victoria foránea, mientras que el Universidad de Burgos sumaba un esperanzador triunfo.
Diario de Burgos