Derrota en tierras manchagas

Derrota en tierras manchagas

Partido de alta tensión el que se disputó ayer el Club Voleibol Albacete y el Universidad de Burgos, conjuntos que venían precedidos por una trayectoria bien distintas lo que fue su actuación en la segunda fase de la Superliga Femenina. Mientras que las manchegas habían generado muchas dudas en su juego, las burgalesas habían sido el equipo revelación ya que terminaron con los mismos puntos que sus dos equipos precedentes en el Grupo B, el Hotel Cantur Costa Morgán y el Caja de Ávila.
Sin embargo, dichos precedentes luego no se palparon en la cancha y el CV Albacete fue muy superior al conjunto dirigido por José Miguel Pérez, equipo que ahora necesita ganar el miércoles en el Polideportivo El Plantío (20.30 horas) para seguir vivo en la lucha por la quinta plaza de la Superliga y por un puesto en la Copa CEV de la temporada que viene.
El partido se inició con un equipo local más nervioso y presionado que su rival, lo que provocó que las burgalesas, sin hacer prácticamente nada, se colocaran con una clara ventaja en el marcador (3-8) a la llegada del primer tiempo técnico.
A partir de aquí las manchegas mantuvieron una desventaja de cinco puntos que no lograban reducir, pero tras el segundo tiempo técnico el CV Albacete tomó las riendas del partido y ya no las soltó hasta el final del set (25-20) lo que le permitió ponerse con 1-0 a su favor en el marcador.
El segundo set fue el resurgir definitivo de las de Alejandro Espinosa, entrenador local, que con un juego que recordaba el realizado por este equipo mediada la fase regular, recogía todos los balones en defensa y se mostraba muy efectivo en el ataque ante un Universidad de Burgos que parecía no tener ninguna alternativa a lo que el CV Albacete le estaba sometiendo.
Al final el resultado de este set ponía bien a las claras el trabajo de uno y otro equipo (25-12) y dejaba un partido muy claramente encauzado en favor del conjunto castellano-manchego.
En la tercera y definitiva manga, y a pesar de la relajación que siempre se produce cuando un equipo va por delante 2-0, el CV Albacete supo mantener la motivación y poco a poco dio al traste con las esperanzas de las burgalesas que, como ejemplo, ya con el 12-8 en contra había agotado sus dos tiempos muertos pedidos por su técnico, José Miguel Pérez.
Sin embargo, el Universidad de Burgos no pudo en ningún momento frenar la avalancha de juego de su rival y el CV Albacete no tardó en sentenciar la contienda con un 25-17 que no dejó lugar a dudas de su superioridad a lo largo de todo el encuentro.
Todavía quedan dos partidos para determinar quién será el quinto clasificado, salvo el caso hipotético de que el CV Albacete consiguiese el próximo miércoles la victoria en El Plantío, con lo que ya no sería necesaria la disputa de la última jornada.
Parciales: 25-20, 25-12 y 25-17
Árbitros: Rafael Godoy y José Félix García
Incidencias: Polideportivo Parque ante unos 400 espectadores