Toque de atención para el UBU
Toque de atención para el UBU

Toque de atención para el UBU

El Universidad de Burgos salvó por los pelos un partido que tuvo encarrilado (2-0 y 22-20 en el tercer set) por caer en varios momentos en la relajación y no darse cuenta de que si dejaba jugar al CV Las Palmas podría tener problemas. Tanto fue así que las isleñas forzaron el quinto set, en el que llegaron a ir dominando por 1-5, y solo la explosión final de Soraya Santos, tanto en ataque como con el saque, permitió al conjunto burgalés ganar el choque, aunque su triunfo valga en esta ocasión dos puntos y no tres.
María José Pepo Garrido no formó finalmente en el UBU al no recuperarse de unas molestias en la espalda que apenas le permitieron entrenar durante la semana, y fueron Mireya Delgado y Alba María Sánchez las dos atacantes por zona 4 del cuadro burgalés.
Su salida, como se esperaba, fue intensa (8-4) y con buenos saques, un ataque fácil y el provecho de los errores visitantes en el servicio y en ataque no tardó en abrir brecha (16-11). Aun así, el UBU cayó entonces por vez primera en la relajación y en cuanto el CV Las Palmas apretó un poco con el saque recuperó terreno (19-17).
José Miguel Pérez puso entonces orden en su equipo con un tiempo muerto y tres remates de Sara González, Mireya Delgado y Soraya Santos devolvieron la tranquilidad y propiciaron que el set cayera del lado local (25-20).
Salió también fuerte el UBU en el segundo set (6-2) gracias al acierto de Mireya Delgado con el saque y poco a poco fue manteniendo su renta ante un Las Palmas que seguía impreciso con el suyo (16-11) y en el que solo Tassia Gonçalves, autora de 6 puntos, lo veía claro en ataque (17-13).
Las burgalesas no perdieron el mando y Sara González y Regina Miloserdova se mostraron enormes por el centro de la red y la ucraniana cerró el set (25-19).
El Universidad de Burgos encarrilaba el partido, pero justo entonces se encontró con el despertar de su rival y lo grave es que al equipo burgalés le pilló dormido. Con 1-4 José Miguel Pérez, visiblemente enfadado, pedía su primer tiempo, pero no lograría hacer reaccionar a sus jugadoras (6-11), que con un juego a tirones y un reparto de juego desacertado por parte de Michelle Moriarty, apenas acortaban distancias (14-16).
Una joven de 15 años -cumplirá 16 este próximo martes- llamada Jessica Rivero, cubana de nacimiento y nacionalizada española, era la encargada de tirar de su equipo logrando hasta ocho puntos en este set (18-20) y aunque el UBU reaccionó con un parcial de 4-0 (22-20) capitaneado por Soraya Santos, autora de otros 8 puntos en este parcial, su rival no se arrugó y con dos últimos puntos de Rivero se llevó el set (25-27).
Perderlo no sirvió de escarmiento para el UBU, de nuevo a remolque en el cuarto juego (5-8, 9-13 y 13-17) e incapaz de frenar a un CV Las Palmas con otra atacante de 16 años, Belly Nsunguimina, y una colocadora de solo 20, la venezolana Génesis Francesco; y aunque las burgalesas dieron la vuelta al set (23-22), también se lo dejaron escapar (23-25).
El choque llegaba así al quinto set y la tragedia se tornó sobre El Plantío porque el UBU seguía dormido (1-5). José Miguel Pérez llamó entonces al orden a sus jugadoras y surtió efecto (6-5), siendo el saque de Soraya Santos y sus seis puntos en este juego los que al final evitaron el desastre (15-10).
Diario de Burgos.