Coser y cantar para el UBU
Coser y cantar para el UBU

Coser y cantar para el UBU

El Universidad de Burgos CV Diego Porcelos sigue su camino impoluto en la segunda vuelta de la Superliga Femenina tras sumar ayer ante el Cuesta Piedra Santa Cruz su tercer triunfo consecutivo en otros tantos partidos, los que se llevan disputados de este segundo tramo de la temporada.
El partido ya de por sí se preveía fácil para el conjunto burgalés, ya que su rival llegaba al polideportivo municipal El Plantío como penúltimo clasificado y con solo una victoria en su haber, y al final tales predicciones se cumplieron a rajatabla y el UBU sacó adelante el choque con suma facilidad y sin permitir que su enemigo pasase de los 20 puntos en ninguno de los tres sets disputados.
En definitiva, la mejor manera posible de que las jugadoras dirigidas por José Miguel Pérez se presenten la próxima semana en Albacete para afrontar la Copa de la Reina, con tres victorias seguidas ante el Haro Rioja, Oxidoc Palma y Cuesta Piedra, su rival de ayer, que le dan la confianza necesaria y la seguridad de que el trabajo realizado está dando sus frutos.
El Universidad de Burgos afrontó el compromiso ante el Cuesta Piedra con su equipo de gala -si obviamos a la sancionada Sara González- y a lo largo de todo el partido José Miguel Pérez no haría cambio alguno, buscando con ello dar minutos a las jugadoras que en principio van a tener el peso en la competición del k.o., sobre todo a la colocadora estadounidense Michelle Moriarty, que disputó su tercer partido con su nuevo club.
Un siete inicial que pronto empezó a imponer su saque y su potente ataque por mediación de Soraya Santos -suyos fueron tres de los primeros cuatro puntos del equipo- y que al paso por el primer tiempo técnico (8-3) ya tenía encarrilado el primer set.
Sin embargo, el UBU cayó entonces en ciertos momentos de relajación, no puso empeño en cerrar su bloqueo, y los remates de Leticia Boscacci e Ivana Popovic (5 puntos), las dos mejores jugadoras del Cuesta Piedra, llevaron al equipo canario a ponerse a solo un punto (14-13).
Aun así, un bloqueo de Regina Miloserdova llegó el parcial al segundo tiempo técnico (16-13) y a partir de ahí el Universidad de Burgos volvió a aplicarse en defensa y hacerse fuerte en bloqueo para poco a poco (19-14) poner tierra de por medio y acabar cerrando el juego con un último remate de Mireya Delgado (25-16). El parcial final, de 11-3.
Más igualado en su inicio fue el segundo set (8-6), pero sobre todo por imprecisiones del UBU más que por aciertos del Cuesta Piedra. La joven Alba María Sánchez fue entonces la que tomó el mando en la red y con tres puntos (un remate y dos bloqueos) propició que su equipo se estirase (12-6) y acabara llegando al segundo tiempo técnico con el parcial más que encarrilado gracias a dos saques directos de Mireya Delgado (16-9).
De vuelta a la pista el Cuesta Piedra Santa Cruz ya no existió (21-11) y dicha circunstancia la aprovechó su entrenador, Pedro Cabrera, para dar entrada en el equipo a la joven Susana Royo e introducir a la segunda colocadora, la veterana Candela Herrera.
Sin embargo, el set ya estaba más que sentenciado y no hubo que esperar mucho para que dos remates finales de Soraya Santos (sumaya ya entonces 11 puntos) hicieran el 25-13.
Se consumía así el segundo parcial, a cuya conclusión también habían brillado ya la dirección en el juego de Michelle Moriarty, repartiendo muy bien por todas las zonas del ataque burgalés, y el trabajo defensivo y en recepción de Ana Ramírez, líbero del UBU que cerraría el partido con un 92 % de recepciones positivas y un 85 % de recepciones perfectas.
Dos datos más que hablaban bien a las claras de la superioridad del equipo burgalés, que de nuevo quedó plasmada en el tercer set. Éste comenzó con iniciativa del Cuesta Piedra (3-5) y tuvo al equipo canario metido en el juego hasta el 16-14. Sin embargo, ahí el UBU le volvió a meter un poco de ritmo al partido y con tres remates seguidos de Pepo Garrido (19-14) empezó a sentenciarlo